UN ESPACIO PARA COMPARTIR EL PENSAMIENTO Y GENERAR VINCULOS DESDE LA REFLEXION ACTIVA A TRAVES DE LA LECTURA DE TEXTOS DEL AUTOR Y SUS IDEAS.

domingo, 27 de enero de 2013

Editorial ''Hoy no se fía''


Hace algún tiempo recordé los carteles de los viejos almacenes fileteados a pincel, incluso esos escritos a mano que decían "Hoy no se fía mañana si" y de repente la idea de no fiarse del otro tubo significados nuevos a esos que tenía cuando era un niño y los leía descubriendo tal vez por primera vez la picardía oculta en las palabras.
Quien más quien menos ha sido robado de alguna forma y ha de lamentar ser victima de alguna estafa, material o emocional. Pero la confianza es algo que nos pueden quitar o es algo que perdemos sin darnos cuenta del bien al que estamos renunciando? En que momento me pinté el cartel y deje de fiar?
Siento que fácilmente justificamos la perdida de la confianza en la acción del otro, pero acaso no vemos la renuncia a nuestro estado original y la necesidad de conservarlo como forma de mantenernos frescos en la vida y no ser en mas de una manera nuestros propios ladrones? Es cierto, hoy no se fía!!! que nos pasó?

miércoles, 9 de enero de 2013

Memorias de las arenas ''Sexta entrega''


Ahora el sol, ese mismo que me quemó la piel y me enseñó sin piedad que pocas cosas duelen más que lo falso de uno, me atravesó hasta los huesos y me iluminó por dentro. Me mostró de mí las profundidades sin tiempo de lo que somos. Me sumergió en un mar de luz y me arrastró en su oleaje, sólo mi consciencia se conservaba. Ya no había dolor los estertores se detuvieron y la respiración también, el cuerpo había cesado.
Ahora las arenas, esas mismas que se habían apartado de mis pasos, tal vez por indigno, se fundían igual que yo bajo ese sol y se convertían en luz liquida, dorada y viscosa. Hecho arena el cuerpo y sol el alma me sentí ir, vi el alma de todas las criaturas como flujos de luz viajando en ese mar que todo lo abarcaba, sin arriba ni abajo ni adelante o atrás, sólo un ir o mejor dicho un volver. Todas las direcciones, todos los tiempos habitan acá y son las palabras intentos fútiles por tratar de describir este Bardo.  
Recuerdo el cuerpo al que llamé mío y recuerdo al yo que decía ser en mis palabras, y lo que era no estaba ni en mis huesos ni en mis labios. Me alejo de todo aquello en este infinito mar de la consciencia y no reconozco la emoción del nuevo estado, ni ansiedad ni temor, sólo un gozo manso una serena paz. 
También fluyo inexorable, soy sólo un cuerpo de luz entre tantos y una vez más en la trampa de las palabras debo decir que ‘’soy’’ aunque esto es cierto a medias, debería decir somos, todos lo somos.
Ahora puedo comprenderlo no hubo injusticias, no las hay, es sólo que la razón del hombre no puede explicar las razones de Dios. Y se me hizo claro como la oscuridad de la fe es un argumento de su perfección. Así desfilaron ante mí los hechos de mi vida y cada uno de ellos se ordenó por sentido y no por tiempo. Cada suceso de mi vida, cada acto y cada palabra están con migo y en  mí y es lo que persiste mas no es lo que soy.
Ahora lo sé, la vida no es el fin es el medio. Sin tiempo para lamentarme sólo hubiera querido regresar con algo más en la mirada, decir ‘’padre aquí estoy, soy tu hijo he visto esto…’’
S. N.

lunes, 17 de diciembre de 2012

Pensamientos...

Pensar que la única razón es la razón humana no nos permite comprender la existencia mas allá de nosotros.
S. N.

domingo, 16 de diciembre de 2012

Poesí encarnada ´´Parar el mundo´´

Un blanco carrusel la ilusión del tiempo.
Dejó de girar por un segundo.
Ahora lo ves,
se detuvo.

No es tu mente la que se quiebra es la mentira.
Ahora lo ves,
no era continuo,
no era un muro.

Se te detuvo el tiempo,
ese que es ilusión que el mundo avala.
El que te muestra ahora lo que todavía no pasa.
Ese en el que se descansa y es alivio del que sueña con los ojos abiertos.

Desgarraste el velo de la ilusión,
y no fue la visión de la verdad la que te paralizó.
Fue la mentira que ocultaba tu vida,
la vida de todos.

Se te detuvo el tiempo,
para que puedas recobrar lo perdido.
Lo que se perdió no está en el tiempo ni atrás ni adelante
Está justo encima de ti ahora mismo.

domingo, 2 de diciembre de 2012

Memorias de las arenas ''Quinta entrega''

Estando en estas arenas, perpetuamente indómitas y a punto de morir, tuve la certeza de que si me dieran a elegir en que otro lugar o en que otras circunstancias hubiera querido estar ahora no elegiría ningún otro, es claro que si Dios quiso que este acá no se me ocurre uno mejor. Darme cuenta de que no se trata del lugar ni de la acción sino de la consciencia con la que estoy en el momento lo que cuenta, me liberó de toda pretensión y desacuerdo. La pretensión constante y rígida de que la vida y las gentes fueran lo que yo quería cuando yo quería y del desacuerdo de fondo que argumenta la pena por mi mismo y es raíz de tantos conflictos. En fin, de tanta arrogancia que queda al descubierto en ese no aceptar, en ese defender reactivo que lo convierte a uno finalmente en un defendido. Defensa, guardia, límite, distancia, aislación, alienación, violencia…miedo!!! Ese miedo que es madre de todos los miedos. Si uno eligiera hacer algo distinto de lo que esta haciendo en el momento del final cuando ya no hay tiempo ni lugar donde ocultarse, de seguro estaba haciendo algo equivocado. Dicen que uno se da cuenta de las cosas solo cuando está listo para hacerlo, lastima que esta comprensión no me llegara antes, creo que hubiera vivido en un estado de gratitud y en presente presencia. Al menos lo comprendo ahora. Con la cara casi hundida en la arena veo un desierto diferente, una cinta serpenteante de silicio que brilla y ondula bajo un sol sin escrúpulos hacia un horizonte que hasta ayer fuera esperanza, promesa de respuesta y ahora será algo a revelar… tal vez en otra vida. Por un segundo la idea de otra vida fue consuelo para mi alma y quise dormir una vez más.

viernes, 9 de noviembre de 2012

Poesía Encarnada ´´Rosario de ideas´´


El presente vivo
que no esta en el tiempo.
El tiempo
que es inagotable presente en la consciencia.
La consciencia inabarcable
que no define la palabra.
La palabra creadora
que es cuerpo de la idea.
La idea matriz
que es mensajera del espíritu.
El espíritu invisible
que revela la visión.
La visión del origen
Que desbarata la ilusión.
La ilusión macabra
Que logra cohesión fragmentando el todo.
El todo donde se gesta el bien.
El bien
por el que el todo encuentra la razón
La razón
Que justifica la existencia.

Diálogos con el Maestro ¿Contestaciones o respuestas?


-Háblame del presente -le dijo el joven al anciano maestro.
-¿Del presente? ¿De cual presente? ¿Del que está muerto y sin sentido? ¿O del que está vivo y no habita en el tiempo?
-No se, entonces háblame del tiempo.
-¿De cual tiempo? ¿Del que es un capricho hecho a la medida del hombre? ¿O de ese tiempo que es inagotable presente en la consciencia?
-has eso, háblame por favor de la consciencia querido maestro.
-¿Qué consciencia? ¿La consciencia que puedes limitar con tu mente? ¿O esa qué es inabarcable y que no define la palabra?
-Entonces que sea de la palabra ¿Qué hay de la palabra?
-¿Cual palabra? ¿La palabra sin raíz en el corazón? ¿La palabra de otro que nunca se hace propia? ¿O la palabra creadora que es el cuerpo físico de las ideas?
-¿Y de las ideas? -Siguió preguntando sin parar el joven.
-¿De las ideas? ¡Ideas sin cuerpo, sin corazón y sin razón! ¿Qué ideas? ¿O hablas de esas ideas matrices que son mensajeras del espíritu?
-¡A el espíritu! Déjame ver algo del espíritu por favor.
-¿ver algo del espíritu? ¿No será el espíritu invisible el que puede ver algo y revela la visión?
-Tal vez puedas decirme algo de la visión entonces
-¿De la visión? ¿De esa visión que los ojos del cuerpo dan y no puedes confiar? ¿O la que ve el espíritu y es la visión del origen que desbarata la ilusión y es la única en la que puedes confiar?
-Si ¡la ilusión es algo que me preocupa! Dime de ella por favor.
-¿La ilusión? ¿Esa que parece albergar esperanza? ¿O la macabra e invisible que logra cohesión dividiendo el todo?
-El todo ¿Qué es el todo? Preguntó el joven verdaderamente inquieto por las evasiones del anciano
-El todo, repitió el anciano, ¿De cuál hablas, de ese donde puedes poner todas las cosas que existen o pueden existir? ¿O de ese donde se gesta el bien?
El joven casi ofuscado con el maestro le preguntó ¿Por qué no me respondes a nada?
-¿Cómo que no te he respondido a nada? Repuso el viejo indignado ¡no he hecho mas que responderte!
-Está bien -agrego el joven sin estar convencido- Sólo una pregunta más ¿Qué es el bien?
-El bien es eso por lo que el todo encuentra la razón –respondió el viejo, y anticipándose al muchacho le dijo:
-Te responderé a la pregunta que estás por hacerme si me dices tu ¿Cuál es la razón que justifica la existencia?
S. N.

martes, 6 de noviembre de 2012

Poesía Encarnada ´´Vida verdadera´´


Perecen los ecos del último latido,
el aliento final es exhalado.
Muero a diario con gusto a todo lo creído
y renazco a su vez en el principio.

Entro arrobado en la sutil trama 
que no tocan los dedos,
que no aferran las manos.

Y atestiguo a la vida verdadera,
mas allá del deseo y la ilusión mundana.
A esa, que el orín no corroe
y la polilla no orada.
La vida verdadera,
la del estar y ser.
La del significado eterno,
la que no agota el tiempo.

sábado, 3 de noviembre de 2012

Diálogos con el Maestro ´´Renunciar al sufrimiento´´


El viejo maestro sollozaba y se quejaba. Se hallaba de pie en una posición por demás incomoda y parecía al verlo que iba a desplomarse. Sin embargo esto no pasaba, sólo su cuerpo se estremecía de los pies a la cabeza y era claro que el dolor que le provocaba era intolerable. Por alguna razón incomprensible estaba así, en una especie de contorsión ridícula tan intrincada que era difícil entender como había logrado colocarse en esa postura.
Al escuchar sus lamentos corrí donde el para socorrerlo.
-¡Querido maestro déjame que te ayude! Exclamé.
-No –me respondió- nadie puede ayudarme, nadie puede, repitió con la voz entre cortada que reflejaba su estado de dolor.
-Sólo debo tomar esta parte de aquí –dije- y girarla hacía allá, hasta que tu brazo se desenrosque de alrededor de tu pierna y esta otra pierna que está acá detrás… ¡No, detente, para ya! ¿Que quieres hacerme? grito como loco.
-Quiero ayudarlo -repuse algo molesto- era usted quien se estaba quejando.
-Si, me quejaba pero no pedía ayuda -me replicó el viejo- con cara de desencajado.
-¡No entiendo! -le grité- y me di la vuelta para dejarlo solo con su excentricidad del momento.
-¿Que no entiendes –me dijo- qué nadie me pueda ayudar o que esté en esta posición? Y al darme vuelta para responderle el anciano estaba parado a pocos centímetros de mí con la cabeza muy adelantada del resto del cuerpo y me escudriñaba con los ojos desorbitados.
-No pude evitar decirle que algunas veces me parecía muy desagradable eso que hacía.
-Lo siento –dijo- recuperando la expresión. Pero no me has respondido la pregunta.
-Ninguna de las dos cosas, respondí tajante.
-No debería ser difícil para ti entender esto Te he visto hacer lo mismo tantas veces -dijo el maestro- Como muchos te pones en posiciones internamente no menos ridículas y torturantes, te quejas por sufrir pero rechazas ayuda cuando en realidad lo único que debes hacer es salirte de allí. Te abandonas en un rincón tenebroso de tu espacio interno y digo te abandonas por que si no lo hicieras podrías moverte a un lugar mejor con solo quererlo. Cuando me viste hace un momento en esa posición absurda no tardaste en darte cuenta de cómo ponerle fin a mi sufrimiento. Pero ¿cómo es posible que no veas que ponerle fin al tuyo es igual de fácil? La única diferencia en ambos casos es que tú me ves a mí, pero no te ves a ti mismo. Si lo hicieras, si te vieras ¡podrías cambiar tu estado en un segundo! sólo debes renunciar a tu forma peculiar de sufrir ¿Estás dispuesto? Te aseguro que en cada uno de nosotros hay un mejor lugar donde habitar. Ahora muévete que no tienes todo el día.

sábado, 25 de agosto de 2012

Poesía encarnada ´´Regreso sin fin´´


Soy tu sueño, Tú me sueñas.
Antes de que abras los ojos volveré a contarte.
Sé que tu tiempo es El tiempo y Yo,
un instante.
Como la luz de una estrella tal vez,
ya no esté aquí cuando me veas.
Y no será este el rostro ni la forma.
Reconocerás la voz que Tu me has dado,
y será el verbo agradecido hasta el silencio último
quien te cuente mi viaje y lo que he visto.

jueves, 23 de agosto de 2012

Natural-Mente

Olas que vienen...olas que van!!!

Poesía encarnada ´´Sueño de la ola´´


Como la ola…
quiero volver al mar cuando sea hora.
Cuando el impulso amaine y se detenga en un instante el movimiento.
Llevaré conmigo entonces,
de las arenas blancas las memorias más puras.
De las playas sinuosas la sal del tiempo eterno.
Lo que mis ojos vieran cuando estaba,
atenta la consciencia y abierto el corazón.
Nada que haya sentido con mi piel…
exepto el viento, exepto el sol.
Porque aquello que así con mis manos y tocaron mis dedos fue ilusión.
Me llevaré la gracia del amor que me entregaran;
una tarde de lluvia y un amanecer calmo.
La razón, el sentido y la comprensión clara.
Cuando las aguas de este mar me bañen,
y deje de ser ola.
Cuando vuelva a ser mar…
esperaré el momento.

miércoles, 22 de agosto de 2012

Editorial ´´Ver de nuevo Verde nuevo´´

Las estaciones se repiten año tras año igual que otras situaciones de nuestra vida y el desafío para algunos es encontrar renovación, no en lo que se ve sino en quien mira. Ser nuevo de nuevo es el espíritu de la primavera, esa primavera que empieza a notarse en la luz de los días y en los primeros verdes que se asoman entre tanto cemento y son un bálsamo hasta para los más distraídos.
La renovación es principio vital sin el cual lo que debería ser continuidad en los sucesos y fenómenos se detiene. O al menos uno deja de percibir su movimiento. Este detenimiento si bien ilusorio, se antoja real para aquel que ha perdido la conexión con sus centros de experiencia y se encuentra encerrado en las memorias. Hoy por hoy es necesario volver a conectar con la experiencia y hacerlo a través de la naturaleza que propone ritmos y contra ritmos, puede ser camino de regreso a la renovación de los momentos.
Renovar la mirada para ser nuevo ante las experiencias nos acerca a una verdad que se pierde de vista fácilmente y es que los hechos son nuevos cada vez, los que dejamos de ser nuevos en la experiencia somos nosotros.

Los primeros brotes y algunos pimpollos son ahora promesa, renovemos con la primavera. lo viejo da lugar a lo nuevo y la brisa fresca trae aromas de transformación.

martes, 21 de agosto de 2012

Poesía encarnada ´´Mente plural´´

Es la mente plural la que divide.
Son las imágenes y la imaginación.
Son los diálogos internos y las palabras muertas,
el movimiento inútil,
la tensión muscular.

Detén todas las imágenes con una imagen.
Cesa todas las ideas con un sonido.
Inmoviliza el cuerpo con una sensación.
Absorbe el entorno hasta tus células en una inhalación lenta.
Vuelve al origen en una exhalación suave,
y hazte uno en ti mismo en la repetición continua
que fija la presencia.

Poesía encarnada ´´Festejo de la impermanencia´´

Danza en la flor, sin prisa,
que tu también estás muriendo.
Canta en la nube, sin temor,
que tu también perderás la forma con el viento.

Salta en la espiral, sin tiempo,
que tú también has sido antes y serás después.
Escribe en las aguas, sin vergüenza,
que tú también fluirás renovado.

Vuela en el silencio, sin pena,
que tú también descansarás de la palabra.
Viaja en la ola, sin enojo,
que tú también retornarás al mar.

Ama en soledad, sin dudas,
que tu corazón será llamado por su nombre.

domingo, 22 de julio de 2012

Poesía ´´No soy´´



Ahora que no soy,
ni principio ni fin de cosa alguna.
Me salgo del encierro de mí,
voy hacia el otro.
Así, en sus necesidades lo mío se desvanece, 
y no es mas que un recuerdo, 
casi ajeno.
Me disuelvo en un dar que no reconoce deuda
y apacigua el espíritu la claridad entregada.
Ahora que no soy, 
mi mano izquierda no tiene valor, como nunca lo tuvo.
Solo la derecha esta sujeta al cielo,
y es mano con sentido en la mano que estrecha.
Ahora que no soy,
no busco a Dios ni en lo pequeño ni en lo grande,
por que seguir buscando es no haberlo encontrado. 












Pensado en las arenas...


Busca el agua mientras no estés sediento y encuentra la comprensión de lo que eres antes de que los hechos te confronten con la ignorancia.  

jueves, 12 de julio de 2012

´´Memorias de las arenas´´ Cuarta entrega


Se suele decir de alguien que está en la búsqueda ´´Qué está en el camino´´  Hoy viendo hacia atrás pienso que todos lo estamos, solo que algunos se han perdido o ni siquiera lo han reconocido. Todos son caminos, solo que algunos no llevan a ningún lugar, se pierden como huellas en la arena.

¿Estar perdido es no saber  donde se está o no saber a donde ir? Me pregunté. Se que estoy perdido pero estoy aquí me dije y este puede ser un hecho que la actitud convierta en un inicio, mientras juntaba las pocas cosas que llevaba con migo.
Había aprendido a ver la sutil belleza del desierto en medio de su rigor indiferente a mis necesidades y no quería que mi estado de desesperación traicionara esa visión.
Se que perdí el rumbo de momento pero estar perdido o estar en algún lugar no son la misma cosa. Así, empecé a caminar, el sol apenas se asomaba y en algunas lomadas contrastaban las sombras. El desierto a esa hora tiene un ritmo único, una cadencia que tal vez por breve se añora el resto del día. Tenía que encontrar agua pronto, a decir verdad no estaba más perdido que antes de llegar a este desierto, con la diferencia que ahora era la falta de agua la que me apremiaba y antes había sido mi ignorancia. No la ignorancia de las cosas del mundo que uno encuentra fuera, si no la de uno mismo, la de lo propio.
No era mas la urgencia de encontrar agua que la de encontrarme a mi mismo y era esa urgencia la que me trajo, esa sed insaciable que no reconoce sustituto. Solo en esas aguas se sacia la ausencia.
Eso que me trajo hasta el preciso lugar en el preciso instante, era eso lo que quedaba atrás lo que me había hecho llegar hasta aquí pero era lo que estaba adelante lo que me impulsaba a seguir. Lo incierto, tan incierto como yo en este infinito mar de sílice.
Caminé por horas, caminé confiado en el devenir inexorable y en el fundamento que todo lo sostiene, sabiendo que no se puede traicionar esa única certeza.
Finalmente no pude más, le eché una última mirada a esas arenas…Lo bueno de este desierto es que aquí no hay donde ocultarse y uno puede ver sin dobleces la verdad descarnada. Despojarse en este lugar y a esta hora es un ejercicio que libera ya que ni con la piel se cruza al otro lado.
Hay algo de paz en hacerse uno con la muerte propia algo de humildad y reconciliación que nos unifica con la vida pensé, mientras se me doblaban las piernas y caía de rodillas.
La vida se me escabullía entre los dedos como la eternamente blanca y fina arena del desierto que inútilmente trataba de contener en un puño y pude saber en ese instante quien era Yo.

sábado, 16 de junio de 2012

Relato ´´Memorias de las arenas´´ tercera entrega


Con los últimos minutos de luz de la jornada me siento y escribo…Otro día de marcha por este desierto. Creo que estoy vivo y solo lo creo porque hay algo más grande que yo a mí alrededor que ya no está fuera de mi, me atraviesa, me erosiona el contorno como la arena que golpea en mi rostro con la fuerza del viento y me quita las formas y los limites.
Con las dudas de seguir con vida un día más si no encuentro agua  desaparecen todas las demás y se hace claro como funciona la ilusión a diario.
Aquí lo indescriptible define los paisajes y mi pluma no encuentra las palabras que los abarquen, que los atrapen en una eternidad sin tiempo. Descubro la trampa –una vez más- de querer seguir poseyendo aunque más no sea con la mirada y reconozco la pretensión oculta detrás de este hecho. No es la inocente escusa de recordar este lugar, es solo la inercia de lo que he aprendido. Avalar la continuidad que enmascara el temor de descubrir la verdad de una realidad que se da forma solo en mi mente y se reafirma en mi dialogo silencioso. Solo esto es lo que impide.
Hay algo de paradoja en este desierto, que cambia, se mueve, se transforma y es eterno en su presente y su presencia. Hay algo de metáfora en el, que es como la consciencia despierta que habita en un presente continuo que eterniza el segundo y a la vez lo renueva sin cesar.
Paisajes eternos mientras duran…Casi con culpa los guardo en mi memoria y me justifico de incapaz por no poder plasmar estas imágenes. Es raro ver eternidades cambiando de a segundos.
Miro a mí alrededor y veo… Solo la belleza y el silencio de este lugar son más grandes que mi cansancio y me arrebatan de toda la miseria.
Veo en mí la finitud, lo pequeño, lo fragmentado, lo polar y descubro tembloroso que es solo un reflejo de la pequeña mente que aquí no encuentra espejo. Descubro, que no hay reflejo que me devuelva la mirada y se me hace evidente haberme vaciado más no ser vacío.
Ahora la luna es una promesa y las primeras estrellas se insinúan a despecho del sol que parece tener tanta certeza, yo no la tengo.
Un viento arrachado me castiga la piel con granos de arena que se sienten helados, pronto el frío y la oscuridad no me dejarán escribir, la luz se va y ya no importa…
Si mañana muriese aquí y me blanquearan los huesos las arenas ya no siento duda ni temor alguno, la duda y el temor que supe tener eran la ausencia de dios en mi corazón.

sábado, 2 de junio de 2012

Poesía ´´Estado sin reverso´´

Entro en el estado sin reverso…
donde son nuevos los ojos y renuevan lo que es visto.
Me aniño en el sentir esta dicha inexplicable, que no responde a ninguna razón mas que de ser y saborear la existencia,
La profunda emoción,
el gran significado.
 Entro en el estado naciente…
Que desgarra la ilusión mundana y deshace el egoísmo.
La inquietud de persona ya no es mía,
y con ella ya no es mío el miedo de todos los hombres.
 Entro en el estado de ningunidad…
La inevitable fuerza amorosa me lleva hacia los otros,
desde el encuentro de lo que soy habiendo dejado de ser lo que era,
Sin peso, sin huella,
sin masa y sin contorno.

Editorial ´´Nuevo estado´´

EL reconocimiento -aunque más no sea intuitivamente- de un estado superior de la existencia asequible al hombre, puede ser la puerta de entrada a un vivir mas pleno, donde la inteligencia y la sensibilidad originales se unen para devolvernos a esa condición en donde uno es como el niño que viene al mundo y descubre con asombro infinito todo cuanto lo rodea. Este reconocimiento que puede atravesarnos como un relámpago en la oscuridad no debe ser confundido con una experiencia del tipo místico, más bien debería ser observado como un estado latente en todo ser humano. La dicha inexplicable y la profunda emoción que sentimos, así como también la conversión de valores existenciales y una capacidad amorosa insospechada son algunas de las razones de esa habitual confusión. Cuando la experiencia es sostenida o tiene la intensidad suficiente puede terminar por llevar a una suerte de muerte psicológica, entendida esta como el despojarse de todo cuanto se creía ser o tener como forma. En este estado la vida es un continuo fluir donde desaparecen los miedos, incluso el miedo a la muerte. Se renuevan las energías y se deja de padecer la existencia como algo que se nos opone y uno empieza a sentir que avanza hacia lo verdadero. En esta percepción de lo verdadero, lo vano y superfluo ocupa el lugar que se merece y es dejado a un lado junto con la ilusión mundana. La inquietud personal es diluida en la claridad de ese sentimiento amoroso que nos lleva hacia los demás y demuele el egoísmo. El estado naciente -como se lo nombró- es la inevitable fuerza amorosa que espera dar a luz.

miércoles, 2 de mayo de 2012

Relato ´´Memorias de las arenas´´ segunda entrega

Mientras caminaba en soledad de los otros mas no de mi comprendí la razón. Para que ningún hombre tome el camino equivocado el viento borra las pisadas en la arena. Siendo así, ni siquiera uno mismo puede volver por donde vino. Este camino que no existe un segundo antes de mi pie y de mi presencia, está vivo y se renueva a cada paso sin dejar testimonio de mí caminar. Aun así camino siempre. Siempre, es una buena palabra para el desierto -no para mi- perfecta para un desierto eterno que me confronta con lo perecedero con lo impermanente y me recuerda que no estoy más tiempo aquí que lo que tarda en desaparecer esa pisada. No me detengo a mirar mi huella, que aunque sea un instante sigue siendo aferrarme a lo que dejo y debe ser dejado. Por delante la arena como una hoja en blanco acepta que la escriba y le narre una dirección que es un destino, aunque el destino está justo debajo de mis pies ahora y lo otro, eso que imagino, no es mas que eso. Voy, sin saber a donde, reconozco lo esencial del estado en este desierto sin esperar hallar, porque este esperar sigue siendo pretensión. Solo camino, se que mi vida está en cada paso y agradezco el sustento de este suelo que es espejo de mi condición. Igual que ese jardín de drusas cristalinas que me recuerdan al hombre que fui y hoy puedo mirarlo con el mismo amor que a este regalo. Cuando la noche llega en este lugar es difícil no pensar en Dios, no de su temor que el sol del mediodía hizo sentir sobre la cabeza como una afilada guillotina y hace vacilar, si no en su infinita benevolencia. Tan solo una fugaz mirada a este cielo, a estas estrellas, es todo lo que un hombre de poca fe necesita.

domingo, 8 de abril de 2012

Natural-Mente

Se como un gran árbol que no es grande por su tamaño sino por que da su sombra a todos sin condiciones.

De diálogos con el maestro ´´Hay otra vida pero está en esta´´

Trepó velozmente hasta un lugar a salvo de los embates del enojado animal, que entre salto y salto soltaba chillidos y arañaba la corteza del árbol. Por un momento le pareció reconocer la inconfundible voz del guía saliendo de la boca de la bestia entre gruñido y gruñido que le decía…El miedo es una bestia que paraliza y devora o te empuja a llegar a lugares a los que nunca hubieras ido instalado en la seguridad. Mira hacia arriba este árbol ¿puedes ver desde donde te encuentras el final de sus ramas? Puedes esperar donde estás a que la bestia se calme y se vaya o puedes hacer algo ahora con tu tiempo y con tu vida.

domingo, 1 de abril de 2012

martes, 27 de marzo de 2012

El pensamiento...

Hay un destino secreto para el hombre y este no es revelado hasta que el ego ocupa su lugar.

Editorial ´´ Raíces de conflicto´´

Seguir relacionándonos desde las simpatías mecánicas es seguir funcional a un ego relamido y vanidoso que se cree la medida, y encuentra en los personajes de turno lo que mas ama, su propia imagen.
Desde esta comprensión queda en evidencia la fragmentación que separa y origina los conflictos.
Simpatías y antipatías mecánicas gobiernan la vida de relación y nos mantienen separados de nosotros mismos. Desde este lugar la no integración de lo negado y lo invisible en uno abren un abismo que se separa cada vez más y es materia de desorganización interna y desconexión con los propios centros.
Cruzar al otro lado es tarea de reconciliación con uno y con el mundo. Entendiendo que
La soga tendida sobre el abismo se ha cubierto de musgo, pero sigue uniendo los dos lados.

domingo, 19 de febrero de 2012

Relato de ''Memoria de las arenas''

Recuerdo el tiempo en las arenas. Veo el desierto pasar delante mío como si fuese un rio, igual que estas memorias. El lento y blanco oleaje de las arenas fluye constante al antojo del viento, que como un dios crea paisajes y los anima con una caricia exhalada. Un viento que todo lo transforma y un sol que todo lo iguala. En esas arenas blancas inefables y continuas que dejan lo ajeno en evidencia, defender una idea, una sola pretensión es inaudito.
La verdad de cómo llegué hasta ese desierto es más difícil de aceptar que cualquier historia a la medida, elegante y complaciente. Solo diré que esas arenas han estado desde siempre aunque no sean las mismas para todos.
Con el tiempo comprendí que algo bueno de la vida es su carácter incierto, eso que hace que uno mantenga vivo el germen de lo posible. Lo posible como algo desconocido y potencial que justifica sostenerse sin caer en el letargo del tiempo gastado, en el hastío de una vida vivida de ante mano.
Estar allí era una oportunidad y dejarla pasar por temor o peor aún por comodidad era algo que para mí, en ese momento de la vida, ya no era una opción.
Hubiera podido darme la vuelta y volver por el mismo lugar, por el mismo camino por el cual había llegado. ¿Pero a donde?
Era más segura la muerte sumido en el sueño y la ilusión mundana, que la posible y muy real que tenía delante de mis ojos. Y no tardaría mucho en darme cuenta de cuan real podía ser la muerte.
Había recorrido la mitad del mundo y ya había aprendido lo más importante para uno, no sabía nada acerca de mi y todo lo que había creído que era se desmoronó con esa comprensión.
Me habían dicho días atrás que mis respuestas estaban escritas en las arenas. Que fuera hasta allí sin olvidar que ‘’nadie entra en verdad sin dejar lo falso’’.
Y así pisé sus perennes arenas, caminé como había aprendido en tantos viajes, la línea de fe de mi brújula marcaba el rumbo. Por un momento ‘’línea de fe’’ tenía un significado nuevo para mí.
Así avancé, sostenido por el significado, tratando de comprender el idioma de las arenas.
Y así aprendí que el idioma de las arenas es una lengua que habla de lo verdadero y de lo falso y su verdad es revelada grano por grano. Verdades de belleza sutil y despojada, difíciles de ver a primera vista igual que la belleza del desierto.
En este desierto no hay más para ver que lo que somos de momento. Igual que las dunas cambiamos, tomamos formas y aquello que parecía verdadero se desvanece. Así uno empieza a ver el espejismo, lo ilusorio, la mentira veraz.
Tras días de marcha bajo un sol inmutable, inescrupuloso, en estas arenas y en esta soledad lo que no es verdadero en uno quema tanto como el sol del mediodía, Ese mismo sol que calienta la piedra y la lagartija nos iguala y es doloroso el reconocimiento de la forma.
Así pude ver como todo el desierto se mueve cada día y su geografía desapegada de sí misma es un recordatorio silencioso de lo que es necesario. La infinita masa de arena renuncia a lo que parece, con la libertad sin igual que da el no temer la perdida de lo que es por siempre inalterable, la propia escencia.
Cada grano de arena es el desierto y sentir su coherencia nos arrebata y nos muestra la falta, el deber no cumplido. En manos de este desierto, ser es un proceso que requiere de disolución, de la humilde erosión de las durezas o de lo endurecido.
Ir al encuentro de las arenas con miedo solo quiere decir que lo que debe morir en uno todavía se defiende de la perdida, y resiste lo inexorable. Resistirse es negar y es no dejarse llevar, no dejarse absorber por las arenas. No dejarse absorber por las arenas es seguir sin aceptar, es evitar que la disolución de lo falso acabe con la forma.
Aquí es posible vaciarse de sí mismo y penetrar en las paradojas del mundo sutil. Un mundo donde la contradicción mata y la mirada enceguecida por el sol del tiempo exige ver en lo pequeño. Llegar hasta el silencio que no es más que el recogimiento humilde que genera la inmensa bastedad, el horizonte eterno que no considera escala humana y siempre está más allá de nuestros pies y nuestras pretensiones.
Caminé hasta que olvidé todo lo creado. Miré hacia atrás y mis huellas habían desaparecido. Los únicos pasos que permanecen acá, las únicas huellas que el tiempo no borra son las de Dios.

Pensamientos...

No confundas…
estar satisfecho con estar en paz.
Estar satisfecho…
es seguir atrapado dentro de la dualidad del éxito y fracaso.
Estar en paz…
es estar liberado de los resultados.

viernes, 27 de enero de 2012

Poesía encarnada ''Razón sin mente''

El arrebato fulguroso de la conciencia me encendió,
como a las alas de una mariposa que vuela hacia el fuego.
No fue más que un instante su resplandor divino,
la luz abrazadora.
Igual que a una mariposa el fuego de la razón sin mente me devastó las formas.
Y con esta nueva nada entre en la conciencia que todo lo abarca.
Dejé de ser en todo y continué más allá de mí, estando y siendo,
disolución sin perdida.
Resignificado en el sentido olvidado en tantos tiempos,
Me hundí en una tierra,
en la misma raíz del significado.
y se me impregnó de fundamento la existencia.
Lo falso dejo de ocupar el lugar de lo verdadero
Y la contradicción se reveló en paradoja
Dar es darse
Darse deshacerse,
perder el limite.
La frontera que te deja dentro
Que nos deja fuera.

miércoles, 25 de enero de 2012

Pensamientos...

Mientras más te acercas a tu modo de estar, más lo generas!

Editorial ''Dos mentes''

En cada uno de nosotros habitan dos mentes, una pasiva y una activa. A la primera la podemos reconocer por basar su funcionamiento básicamente en imaginar por demás y por la introspección analítica. Una mente que nos arrastra por la memoria y el ensueño, por la fantasía inerte.
Es la misma mente que adormila, cansa y nos deprime sumiéndonos en cantidad de miserias fabricadas, dramas y conflictos inexistentes. Nos sumerge en el sueño y divide lo interno y lo externo, creando división, disociación, separación del cuerpo y del presente en la experiencia.
La misma es la mente mecánica, la que distorsiona y funciona en el hábito. La que nos esclaviza desde una química de secreciones internas y reactivas, con sus humores y animias que uno vive como cansancio o debilidad y que lo impulsan a buscar más atenciones y comodidades. En definitiva profundizar el sueño.
Para salirse de esta mente que busca la perpetuidad mecánica e inconsciente, es necesario a diario sacudir la molicie haciendo trabajar la mente activa y sus focos de atención. Generar estados activos que nos lleven por otros caminos del pensar y conectar las experiencias con los centros del cuerpo y la emoción.
Insistir en mantenerse alertas y resistentes al hábito del menor esfuerzo, de la atención cero, da sus frutos en el tiempo.

viernes, 13 de enero de 2012

Pensamientos...

Ausente no es el que no está, sino el que olvidamos!

Natural-Mente

La hoja no entra en conflicto con el viento que la arranca del árbol.

Editorial ''En busca del sentido''

La aceptación humilde y genuina es una fuerza liberadora. Esta nunca debería ser confundida con la resignación negativa que deja el conflicto oculto. Una aceptación tal requiere de confianza en el sentido que rige en el universo y que se expresa por doquier, tal vez no en el universo creado por el hombre a su imagen y semejanza, sino en ese otro en donde lo humano no es una escala o no es la única.
El sentido como una constante, que se revela a través de un telescopio o de un microscopio, puede darnos una referencia más allá de nosotros donde mirar con cierta objetividad y descansar en lo que es ley para bien o para mal.
Habiendo reconocido el sentido en tal forma -y reconociendo que se es parte de ese universo- uno no puede menos que descansar en el hecho de la propia miopía, que no lo deja ver hasta donde quisiera. Y siendo así puedo asomarme a la idea de que no existe tal cosa como el sin sentido sino una visión parcial y limitada, propia de nuestra condición humana.
Inspirados en la confianza escencial y en el sentido que también es dirección, puedo comprender la aceptación como un estado, un estado de la consciencia en donde no existe el conflicto.

sábado, 7 de enero de 2012

Natural-Mente

Un árbol muerto en pie nos recuerda lo que fue, mas estar de pie y estar vivo no son la misma cosa.

Poesía encarnada ''Realidad invisible''

Intuyo mi realidad invisible allende los cinco sentidos.
Lo que soy es un iceberg que viaja por aguas oscuras,
las oscuras aguas de lo ignorado.
En silencio lo mayor subyace por debajo
y se desplaza oculto a la mirada.

martes, 3 de enero de 2012

Editorial ''Momentos de claridad''

Por medio del trabajo interno podemos llegar en distintos momentos a estados de consciencia que nos hacen percibir nuestro mundo y nuestro entorno, como partes nuestras que a diario quedan ocultas a nuestra capacidad de percibir. Cuando estos estados se producen uno encuentra muy difícil, cuando no imposible, explicarlos. Es en esos casos donde recordar que la realidad es una experiencia no verbal cobra un significado diferente.
Durante esos estados que pueden durar desde pocos minutos hasta horas al principio, la ilusión se desbarata, el velo se corre y deja al descubierto una comprensión nueva de la vida y la vida de uno, y esto, hecho en un estado de tranquilidad y alegría inusuales.
Pero lo así comprendido, que podría entenderse como una organización perceptual diferente, puesto que en esos estados lo revelado abarca todos los sentidos en su conjunto, puede y suele perderse pronto.
La mecanicidad hace la zancadilla y caemos casi sin darnos cuenta en los viejos lugares, errores y costumbres. El rumbo aprendido de memoria nos sumerge en el sueño y el olvido, perdemos de momento la claridad y lo comprendido queda ahora inaccesible. Solo un vago recuerdo de haber hecho visible lo invisible de nosotros a nosotros.
Es cuando debemos arreciar en el trabajo, la autobservación, la atención constante y la búsqueda de referencias en quienes son nuestra guía en el camino.

viernes, 23 de diciembre de 2011

Poesía encarnada ''Visión del principio''

Llego al uno habiendo reconciliado los opuestos.
Encuentro en lo profundo el punto de partida.
Asciendo en una espiral de estados y niveles,
a la dimensión oculta a los sentidos comunes.
Allí las nociones del tiempo y de la forma se desvanecen,
y aprendo a desprenderme de lo que me separa.
Puedo mirar desde la parte o ver el hilo que sostiene.
Siento el ritmo y la cadencia fluyendo en una corriente que lo contiene todo,
el ritmo y contraritmo,
la renovación…
el cambio…
la recurrencia.

viernes, 9 de diciembre de 2011

Pensamientos...

Espero a que mi semilla germine.
A que el árbol crezca y de sus frutos.
Cuando el árbol sea grande las aves podrán llegar a él y hacer sus nidos,alimentarse de él.
Un árbol así siempre ampara con su sombra y es visto desde lejos.
Cuando el árbol muere algo de él vive en sus semillas.
Espero a que ellas germinen.
A que sus árboles crezcan y den frutos.
Cuando estos árboles sean grandes…

jueves, 1 de diciembre de 2011

Pensamientos...Acerca del trabajo interno.

Se dice que los otros son un espejo donde verse uno...Puedo hacerlo? Ahora demos vuelta esta idea y pensemonos como espejos de los otros...Puedo hacerlo? Veo a los otros en mi?

jueves, 24 de noviembre de 2011

Poesía encarnada ''Viejo pensar ''

El viejo pensamiento nada nuevo trae.
Solo un pasado repetido.
Un pasado… roído hasta el hartazgo
Un futuro…condenado y sin opciones.
Así es mejor el aliento y posibilidad que yace en lo incierto,
Que la satisfacción de lo conocido que invita a la molicie y a la complacencia.
La piel que nos separa del mundo y de los otros dice…
Este soy yo…
Este que piensa…
Este que posee…
Cuando la verdad debería decir…
Ello.
Lo que uno no es muerde la carne y se esconde,
y desde la abismal profundidad mueve los hilos que suplantan.
Esta ilusión te arrebató hace tiempo,
y te robó lo único…
lo verdadero…
el presente.
El presente, la corriente del río.
Lo que no se puede asir, ni detener.

Editorial ''La forma oculta del hábito''

El hábito tiene formas externas visibles y formas internas ocultas. Parado en la cima de la montaña veo los valles más lejanos con detalle, pero no veo la piedra debajo de mis pies. Para aquellos que están en el camino, este puede ser un peligro capaz de demorar la marcha, cuando no de de detenerla.
Sin haber mirado nunca detrás, uno tiende a pensar que el paisaje solo es lo que se encuentra delante de los ojos. Una persona así, puede creer que todo cuanto existe está delante de si, sin siquiera sospechar que a su espalda hay un mundo.
Instalado en este hábito de pensar de una forma, reviso mis ‘’mis actos’’ y cambio complacido. Sin ver ni por un segundo a la madre de todos los hábitos inamovible.
A decir verdad ningún cambio real es posible sin salirse de la mente mecánica. Esa mente es la raíz del hábito.
Cambiar la forma externa de los hábitos puede ser una tarea más o menos sencilla, pero interrumpir la forma en la que uno ‘’hace’’ desde el pensamiento -si es que estar esclavizado a la reacción, es hacer- eso, siempre es tarea difícil.
Solo sacudiendo la mente mecánica y abordando un trabajo sobre si, entrará lo nuevo en uno y lo nuevo es otra forma de nombrar el futuro.

martes, 1 de noviembre de 2011

Editorial ''Acerca de la contradicción''

Habiendo comprendido que las cosas son lo que son, ni más ni menos, el estado de aceptación nos libera del desacuerdo ante el hecho inevitable, y es en este acuerdo íntimo con lo inexorable que la pretensión no es posible.
Sin pretensión, las resistencias que se esgrimían como argumento carecen de sentido y son abandonadas. Siendo así, no hay fricción ni pérdidas, ni nada que resignar con ese sabor amargo que nos dejaba el desacuerdo.
En esta nueva condición, que el estado de aceptación nos da, la vida se experimenta de manera integrada y fluida, y esta deja de ser como un rompecabezas caprichoso y aleatorio, donde la fragmentación imperante en la que estábamos se desvanece y es posible percibir la unidad que subyace, de la cual somos expresión y parte.
Cuando no vemos al universo con ojos mecanicistas, este deja de ser una maquina y lo que está en él sus partes.
Este reduccionismo no es posible para aquel que ha descubierto, por percepción o por intuición que existe una condición de unidad inmanente en todo lo que nos rodea.
Es esta unidad esencia del universo, y el hombre no podría hallar virtud mayor que la de ser su expresión.
Puesto que el mismo es un universo debe expresar esta unidad en sus actos para ser su reflejo
La coherencia no solo implica un razonamiento si no un comportamiento que va más allá de nuestras acciones. Ya que la coherencia es cohesión y la cohesión es fuerza que sostiene y contiene, es en esta actitud de coherencia que la esencia del universo se expresa en el hombre.
Y es por oposición a este estado de unidad inmanente que la contradicción surge como actitud disociativa y fragmentadora.
Capaz de invertir la corriente de vida hasta el extremo de enfermarnos, la contradicción es más peligrosa de lo que reconocemos a diario, hay en su antagonismo, en su desacuerdo y en su necedad tanto sabor amargo de auto agresión que son claros indicios de su negatividad.

viernes, 28 de octubre de 2011

Editorial ''De la voluntad y el Karma''

La voluntad como una fuerza no existe en el hombre que habita en la mecanicidad. Esta fuerza nunca debe ser confundida con la elección mental, que en los casos de las mentes fuertes en ocasiones puede darle forma a los acontecimientos, sin embargo como todo lo nacido en la mecanicidad sigue siendo mecánico y por lo tanto atado a la cadena del Karma.
Para el hombre mecánico no hay elección, solo acción y consecuencia. Solo para aquel que logró salir de la mecanicidad y entró en la conciencia el libre albedrio es una posibilidad.
Para el primero todo ocurre sin su voluntad puesto que no la tiene, Para el segundo la voluntad producto de la conciencia es independiente del Karma.
A través del trabajo evolutivo y con tiempo, uno puede adueñarse de su mente y desarrollar la capacidad de ejercer la voluntad.
La voluntad como fuerza trasciende el Karma. Cuando la acción nace del ego se debe asumir la responsabilidad y las consecuencias. Entendiendo que no son las acciones las que nos encadenan sino el ego. Cuando no hay ego en la acción no hay Karma como consecuencia.

sábado, 8 de octubre de 2011

Dialogos con el Maestro...

La joven preguntaba sin dar tiempo al anciano siquiera a pensar respuesta alguna. Si el sabía que es el Nirvana; que es el Samadhi; que es el Karma; que es Samsara; que son los Chakras... y la lista no se detuvo por largo rato más. Desfilaron nombres y términos de todas las tradiciones espirituales.
El anciano que llevaba años en un camino, miraba de reojo y en completo silencio a la joven sin apartar la atención del árbol de manzanas que tenía muy cerca de él. Hasta que ella se detuvo.
El viejo estiró los brazos delante de él se miró las palmas de las manos y dijo: Hubo un tiempo en que igual que tu no sabía nada acerca de lo que preguntas. Luego supe casi todo acerca de ellas y sus significados y hoy… y hoy… repitió el hombre, ya no tengo ninguna idea acerca de ellas.
La joven mujer se dio la vuelta y se marchó entre desilusionada y ofendida, el anciano se quedó mirándose las manos unos segundos hasta que una manzana cayó en ellas. La frotó feliz y se alejo saboreándola.

martes, 27 de septiembre de 2011

Dialogos con el Maestro...

El anciano observaba con asombro, agachado en el suelo y con su cara muy cerca del piso a un ciempiés que zigzagueaba indeciso por entre una selva en miniatura. Al tiempo que lo hacía le decía al joven que a su lado lo ayudaba con las tareas de quitar del jardín lo que ya no hace falta… De pequeño trató de entender como era posible que los demás no vieran los increíbles mundos que descubría en las más pequeñas cosas. Un infinito universo microscópico aparecía por doquier ante sus pequeños ojos, que se acercaban más y más y conseguían ver un planeta en un grano de arena y un océano en una gota de agua.
Con los mismos pequeños ojos veía hacia arriba para encontrar en ocasiones a esos gigantes que movían la cabeza de un lado a otro, riéndose y diciendo que no podía ser.
Pero él seguía acercándose tanto a las cosas que todo lo demás terminaba por desaparecer, incluso algunas veces él mismo desaparecía haciéndose uno con el todo, y viajaba así a dimensiones ocultas para los gigantes, que a pesar de todo se las ingeniaban para hallarlo volando en las alas de una libélula o durmiendo la siesta bajo una brizna de pasto.
Esto no lo preocupaba demasiado porque sabía que podía escapar cuando quisiera por cualquier rendija, sabiendo que el mundo de los gigantes estaba lleno de aberturas que no sabían como tapar, o tal vez era por la distancia que los separaba de esas pequeñas cosas que no llegaban a notarlas, fue así que se le ocurrió que si se acercaban o mejor si se arrodillaban, tal vez iban a descubrir la verdadera dimensión de estas.
Una mañana al levantarse la sorpresa lo mareo igual que la distancia que ahora lo separaba de su mundo, él mismo se había convertido en un gigante, y el nuevo mundo que ahora percibía lo llevaría lejos por caminos de aventuras, de promesas y de olvidos.
Para cuando regresó todo estaba muy cambiado, tan cambiado... De sus planetas de arena solo quedó el polvo.
De sus océanos en gotas se evaporó toda la vida.
Y ni siquiera los gigantes a los que terminó por amar se encontraban ahí, solo su mundo lleno de agujeros por los cuales ya no podía escapar.
De grande trató de entender como era posible que él no viera, y recordó que a lo mejor los gigantes veían todo así por su tamaño, por estar muy lejos de las cosas, y que si se acercaba, o mejor si se arrodillaba, tal vez iba a descubrir la verdadera dimensión de estas.
Entonces fue así que descubrió todos sus agujeros, pudo volver a viajar en las alas de una libélula y algunas veces, solo algunas veces cuando se hallaba muy cansado se tendía a dormir una reparadora siesta bajo una brizna de pasto.
Ten cuidado mi joven amigo -dijo el guía- no te dejes sorprender por el olvido! o pronto estarás tan ausente que ni siquiera te recordarás de ti mismo.

jueves, 25 de agosto de 2011

martes, 23 de agosto de 2011

Pensamientos...

Los desacuerdos pueden tener diferentes orígenes en tiempo y contenido pero este hecho es irrelevante. Esclarecer por contenido o por proceso pero involucrando la totalidad del ser debe ser una consigna.
La percepción del tiempo lineal, hecho a la medida de nuestra mente reduccionista sumada al hecho de la precariedad del lenguaje verbal para expresar la realidad, sobre todo esta realidad que nos convoca hoy, son factores de confusión.
El presente se expresa en los tres tiempos, comprender como este hecho tiene que afectar nuestra forma de pensar puede transformarse en un puente si uno no olvida que ‘’hablar del agua no calma la sed’’

Pensamientos...

Reconciliación y transacción no son lo mismo.

lunes, 22 de agosto de 2011

Editorial ''Volver al concilio''

La naturaleza humana es compleja y dividida en niveles se expresa a través de tres centros o cerebros. Estas tres potencias aportan dirección cuando son convocadas en la tarea común de reconciliarnos con nosotros mismos.
La reconciliación, la vuelta al concilio, lo que estuvo en acuerdo alguna vez solo llega como fruto del trabajo amoroso y constante hacia la profundidad de lo que uno es.
Conciliar es encontrar los desacuerdos y su origen. Es descubrir al ego oculto detrás del argumento que genera la discordia y el lamento.
Monólogos de frustración y microdramas amplificados por la identificación negativa aportan confusión y tedio, que hacen nuestra existencia miserable.
Comprender que reconciliarse es encontrar el orden armonioso aclara la imperiosa necesidad de hacerlo a cualquier costo.
Reconciliarse para estar en paz y no satisfecho no es tarea fácil, ya que va a requerir de una acción viva y de guía para no perder el rumbo.

miércoles, 10 de agosto de 2011

sábado, 6 de agosto de 2011

Pensamientos...

La realidad es una experiencia no verval, cualquier intento de explicarla razonablemente esta condenado a caer en el absurdo.

jueves, 28 de julio de 2011

Natural-Mente

El sentido holográmico del universo se expresa en escala humana en la fracción mas mínima de tiempo como un epítome de la existencia.

lunes, 25 de julio de 2011

Pensamientos...Acerca del trabajo interno.

Las oportunidades en el trabajo interno tienen la tendencia natural a llegar tarde como para producir cambios, y a disminuir con el tiempo.
Dicho cambio solo lo provoca la auto observación y el conocimiento que de esta acción surge.
Hacer todos los esfuerzos en comprender en esta dirección es un primer paso.
A no perder el tiempo ni las oportunidades.

domingo, 24 de julio de 2011

Natural-Mente

Algunos batracios desarrollaron un mecanismo que les permite desconectar sus oídos durante el croar, de otra forma la potencia de su voz los dejaría sordos...

lunes, 18 de julio de 2011

Poesía encarnada ''Aum Mantra''

El sonido que impregna todos los sonidos no es la verdad suprema,
porque aun en su pureza habita la forma y lo causal.
La verdad suprema se oculta en el silencio,
la voz que la revela es una pausa,
es inaudible.
No es lo que murmura el mantra lo que nos dice,
es lo que calla.
El silencio del gran mantra es lo verdadero,
el antes del cuerpo y el antes de la idea,
lo impronunciable, lo incomprensible,
Lo que no está ni dentro ni fuera.
El silencio que impregna todos los silencios es la verdad suprema
El útero donde se gestan las mil formas
el Uno sin par donde lo dual se desvanece,
Donde no hay la conciencia de uno y la conciencia.

domingo, 10 de julio de 2011

Editorial ''Tengo... luego existo''

Subir y bajar por el ascensor, cargar con bolsas de marca, comprar cosas, comer hasta enfermar, dormir hasta olvidar, acumular cosas que te den prestigio aun que sean inútiles. Cosas que muestren lo que lograste, lo que eres.
Conseguir el mejor auto, la mejor ropa y la mejor posición sin importar como, ni que has hecho, ni a quién. Eso es lo que se ve y es lo que cuenta, después de todo, vales por lo que tienes.
El modo consumista vale tanto para el que tiene el poder de adquirir el objeto del deseo como para aquel que no lo tiene. Esta modalidad no es solo para los que tienen la posibilidad de concretarlo, sino para todo aquel que tiene instalado el deseo. En mayor o menor medida y de acuerdo a las circunstancias del medio, quienes están en esta modalidad son víctimas de un mal tan instalado en nuestra sociedad que lo contrario termina siendo raro o anormal.
También es común pensar que este modo de funcionamiento es solo en relación a los objetos materiales, y si bien esto es muy evidente, el tener puede toma otras formas más sutiles y se convierte en una manera de relacionarse que se manifiesta en la posesión de intangibles como lo serían las relaciones interpersonales o el conocimiento. Incluso desde el uso del lenguaje –Ya que uno habla como piensa- en el que uno se apropia de cosas como: tener hambre o tener dolor de cabeza, en vez de estar con…
De cualquier manera habría que preguntarse qué se esconde detrás de esta actitud. Si el vacío existencial que duele desde dentro como el hambre y exige ser saciado, en cuyo caso uno termina siendo como un naufrago que bebe agua de mar y cada vez tiene más sed. O si es la demanda de un ego que necesita ser reconocido.
El mundo que conocemos, ese cruel, despiadado, violento y deshumanizado es el mundo que resulta en gran parte de haber vendido los valores para comprar un modelo tan alienante como esclavizador.
Enséñale esto a tus hijos y ellos construirán el mundo a partir de los cimientos que les has dejado y espera en paz la hora del rechinar de dientes… Cuando ese momento llegue comprenderás que el problema no es lo que lograste tener sino lo que perdiste en el camino, y era la llave del reino.

Diálogos con el maestro...

Deshazte -Dijo el anciano- del apego y sus formas ocultas. Y mientras estrujaba el capullo vacío de una crisalida preguntó al joven ¿Qué posees cuando llegas? ¿Qué posees cuando te vas?
Ante el silencio del muchacho el viejo siguió hablando... Un ídolo de oro no concede más milagros que uno de barro.
Debes creerme, todo lo que puedes poseer no vale un centavo cuando llega la hora.
Cuando llega esa hora darías todo lo que tienes para conseguir eso que no tiene precio.
Recuerda mi amigo... La muerte nos iguala a todos.

domingo, 3 de julio de 2011

Pensamientos...

Ningún cambio real es posible en la inconsciencia maquinal que vivimos a diario.

Editorial ''Un niño''

Un niño montado en un caballo de madera, sujeto a un caño que sube y baja.
Un niño tiene la muy clara sensación de estar en movimiento, de estar yendo a algún lugar.
Un niño mira el paisaje continuo que se repite y al cabo de un tiempo empieza a reconocer esta situación.
Un niño prefiere ignorar este hecho y elige quedarse con la idea de que lo visto es nuevo cada vez.
Un niño pensando así puede reforzar la creencia de que está yendo a alguna parte.
Un niño, cuando el recurso deja de serle convincente, para reforzar la ilusión desmonta del caballo y se sube - porque no- a la jirafita. Después de todo el elige.
Un niño, al cambiar de muñeco dentro del carrusel renueva la ilusión, por muy corto tiempo.
Un niño, hace otro cambio de muñeco y alimenta una vez más la ilusión.
Un niño ve a otros pares en igual condición y confirma la veracidad de los hechos.
Un niño sabe así que el mundo gira y el está yendo a algún lugar.
Un niño algunas veces empieza a aburrirse. Ya dio la vuelta completa y esta otra vez en el brioso corcel de madera.
Un niño si tiene ‘’suerte’’ tal vez pueda arrebatarle la sortija al Sr. Calecitero y seguir un rato más.
Un niño si… un niño.

jueves, 30 de junio de 2011

jueves, 23 de junio de 2011

Diálogos con el maestro...

Una semilla ha caído en una grieta en la piedra, casi sin tierra. Al castigo del viento, de la lluvia y del inclemente sol sobrevive.
Más allá otra semilla es sembrada en buena tierra, atendida y protegida. Sin embargo no da frutos y muere. Cual ha sido la fuerza que sostuvo a una y no a la otra?

sábado, 18 de junio de 2011

Poesía encarnada ''Recuerdo de Si''

No estés a gusto en manos del olvido
que opaca la consciencia.
Su rutina es un tedio que adormece,
un carrousel de sueños donde giran fantasmas.
No te dejes socavar por el ego sin esperanza,
por la mortalidad del tiempo…
el último segundo.
Que aun así, detrás de la imagen sobrevive el camino.

La consciencia resplandece en la memoria blanca.
Esconde los secretos, su abismal profundidad
de los demonios falaces que dicen yo soy.
Busca los signos, la antorcha encendida,
la sutil luz dorada.
Sólo el recuerdo de ti mantiene viva la llama.
Las puertas del reino están en tu corazón
pero las llaves no están en tu mente.

miércoles, 15 de junio de 2011

Editorial 'Nuevas tecnologías, viejas reacciones''

Tecnodependientes, tecnoestresados, tecnoadicto y tecnófobos versaba el artículo.Así se han denominado a las personas con trastornos vinculados al uso de las tecnologías. Dicen que dos de cada tres personas padecen alguna complicación y estrés vinculado al uso de estos aparatos que tantas comodidades nos están dando. La llegada de estás tecnologías implica adaptaciones y la necesidad de nuevos conocimientos. Esto ha afectado sobre todo a personas en la mediana edad.
Reaprender nuevas formas de hacer las cosas e implementar cambios son los factores que más incidencia tienen en la generación de estas ‘’nuevas conductas’’ que pueden tornarse patológicas hasta generar el rechazo por las nuevas herramientas. Si bien es cierto que las tecnologías son nuevas, la forma de reaccionar a ellas no lo es, y no difiere de otras que la humanidad ha sabido tener a lo largo de su historia ‘’evolutiva’’ o mejor dicho de su desarrollo tecnológico. Aquí habría que detenerse y pensar si el estrés negativo es una respuesta de adaptación o un indicador de actitudes y conductas que reflejan estar en un camino incorrecto, o que al menos no nos respeta.
Hay algo que sí es seguro y es la necesidad de entender el cambio y la transformación como parte escencial de la existencia y casi como requisito para que la vida de uno se conserve viva. Con todos los atributos que definen a esta. Conservar la movilidad del comportamiento, la flexibilidad en todos sus significados pueden ser claves para adaptarnos. Tal vez nuestra actitud en relación a estas tecnologías este siendo solo un reflejo más en donde lo que queda de manifiesto es la necesidad de seguir transformándonos dejando de lado la comodidad que nos aletarga y nos sume en la inconsciencia.

lunes, 13 de junio de 2011

Dialogos con el Maestro

Observa…
Como se confunden a diario autoimportancia y autoestima.
La autoimportancia…
es el reclamo insaciable del ego para el que nada está a la altura.
La autoestima…
es el reconocimiento propio y justo de la esencialidad más pura.

viernes, 10 de junio de 2011

Salir del autoencierro

Enfocados en las situaciones de la gente que nos rodea, nuestros propios conflictos son desplazados del centro de la escena, y en ausencia de egoísmo, saliéndonos del auto encierro y yendo hacia las necesidades del otro las situaciones personales se viven de una manera renovada.
Ir hacia el otro trascendiendo el auto encierro en una actitud que nos transforma, una actitud que no solo pude transformarnos, cambiaría el mundo tal cual está.

jueves, 9 de junio de 2011

Pensamientos...

-Cuándo éxito y fracaso no son una posibilidad, ¿cómo nombrar este nuevo camino? “Sin nada que demostrar, ni demostrarme, no hallo mas razón en el hacer que el de ser impecable, de esta manera espero sin pretender y encuentro sin buscar”.

domingo, 5 de junio de 2011

Pensamientos...

‘’Profunda y simple como en todo el universo se expresa la verdad.
El camino a la verdad se llama simpleza, conduce a la paz’’

Editorial ''Necesidad de simpleza''

Las verdades esenciales encierran –para aquel que las indaga- una paradoja, la de ser profunda y simple al mismo tiempo.
Y sin ánimo de escudarse detrás del relativismo de las cosas, sería bueno abstenerse de hacer juicios a la ligera hasta no haber reconciliado estos extremos.
Lo verdadero tiene el valor de lo simple, y lo simple nos simplifica la existencia, por eso cuando la verdad es profundizada, la vida se simplifica y el ser se pacifica.
Cuando la vida se complica es bueno simplificarse, y uno no debería detenerse a preguntar si esto es fácil o difícil, mas bien debería preguntarse si es posible. Ser absolutamente sincero con uno mismo y reconocer hasta que punto lo complicado de algunas situaciones se sostiene por intereses ajenos a las necesidades reales.
Mientras más se demore este sinceramiento mas complicado se estará, y menos paz se encontrará, pues nadie negocia con la vida.

domingo, 29 de mayo de 2011

Poesía encarnada ''Revelación''

Oculto en secretísimos parajes
La brisa me susurra el misterio.
Perecen los ecos…
Caen las sombras…
El absoluto se me revela y me arrebata el corazón.
Descubro una senda escondida que no reconoce límite ni concepto,
Espacio ni tiempo.
Una senda por la que volver hacia mí mismo
Sin las implacables conclusiones de la razón pensada.
Vuelvo en el silencio supremo con el alma abierta,
Un silencio que la profundidad no toca y la palabra no expresa.
He descubierto la pista del secreto de lo que anhela el alma,
Su nombre, su memoria.

domingo, 22 de mayo de 2011

Editorial ''De la dependencia''

Uno a escuchado decir que las respuestas están dentro de uno, pero en verdad son muy pocas las cosas que se responden así.
Uno debería peguntarse si no se esconde una pretensión de autosuficiencia detrás de todo esto. En un tiempo donde la dependencia esta tan mal vista, ¿Cómo suena esto?
Tal vez sería bueno revisar el concepto de dependencia. Si miramos a nuestro alrededor, sobre todo en el mundo natural, no en el artificial y muchas veces caprichoso mundo del hombre, podemos reconocer con facilidad que la dependencia es la moneda corriente, pero esta es equilibradora y no patológica.
Estamos inmersos en un ecosistema donde el otro nos da sentido, y nosotros a su vez le damos sentido a alguien mas, de tal forma nos hayamos recíprocamente vinculados, y es en ese vinculo que nos une, que la mayor parte de las respuestas son halladas.
Aprender a necesitar con alegría y sin temor, renovando el vínculo que nos une, nos libera de la pretensión de ser autosuficientes y nos devuelve un poco de humildad

Pensamientos...

la incoherencia solo es posible en la acción, la consecuencia de las acciones siempre es coherente.

viernes, 20 de mayo de 2011

Pensamientos...

Los conflictos del mundo son el resultado de los conflictos de cada uno
La miseria del mundo es el resultado de la miseria de cada uno
La responsabilidad del mundo es de cada uno.

Natural-Mente

Los salmones nadan hacia una muerte segura movidos por la vida. Y su máximo esfuerzo es algo que ellos entregan.

jueves, 5 de mayo de 2011

Editorial ''Llenar el vacío''

El ejercicio del egoísmo en cualquiera de sus formas acarrea consigo una condena que mas tarde o más temprano se cumplirá. Todos los intentos por llenar el vacío existencial a partir de la satisfacción de los deseos, profundizan la condición y nos alejan de nosotros.
Con el paso del tiempo el inevitable reclamo de la escencia se hace cada vez más potente y lleva al hombre –Si algo de él se ha preservado- a profundas reflexiones de tono espiritual que lo sacudirán de la comodidad.
En esta puja por la vida que se tiene y la que uno siente que debería tener, la justificación de los costos a pagar por la elección es el principal argumento. Como si algún costo fuera excesivo para lograr una vida verdadera.
En procura del estado original, el estado de raíz, deshacerse de todo cuanto no le es imprescindible o necesario será consigna y camino de retorno a lo escencial. Aquí el vaciarse es restar para sumar, adquiere forma inversa, así el vaciarse permite que lo que hasta ahora estaba vacío sea llenado.
Cuando la reorientación de las prioridades es comprendida y encarnada, el hombre logra apartarse del egoísmo y se desarrolla en él una nueva condición vital, basada en el amor.

lunes, 2 de mayo de 2011

Poesía encarnada.

El espíritu del viento toma cuerpo,
en un remolino de hojas otoñales.
Cruza como en danza sagrada,
en círculos el bosque.
Ahora que las hojas descansan en el suelo,
y han dejado de girar
¿No hará lo mismo mi alma cuando muera?
simplemente volar.

El espíritu del agua viva brilla en la corriente,
y su cuerpo líquido es voluntad que fluye, plácida, inexorable,
a pesar de la piedra o del tiempo.
Acaso tendrá mi alma la voluntad del agua,
la libertad del viento.

De Encuentros con el guía, los relatos.

-Acompáñenme, dijo el guía, que la estación es propicia y los ojos del corazón están listos.
De inmediato nos pusimos en marcha, nos dirigimos hacia el bosque siguiendo al maestro que se veía exaltado.
Nos detuvimos al llegar a un arroyo. El paisaje era tranquilizador. Los árboles se habían despojado del follaje, la luz del atardecer gris y fresco, atravesaba sin dificultad hasta el piso y alumbraba las hojas que tapizaban el suelo. La desnudez de los árboles dejaban al descubierto a los pájaros, que cantaban calmada y dulcemente. Algunos metros más allá, el agua también se dejaba oír, casi como un susurro.
El guía nos reunió en torno de él y dijo:
-Cuando vemos a diario lo hacemos con los ojos de la mente, pero estos no bastan para ver todo lo que es.
Si miran con los ojos del corazón lo podrán ver.
Hizo silencio y luego de unos segundos nos señaló en la dirección que unas hojas se arremolinaban en medio de un claro, y dijo con gran dramatismo:
-Vean con el corazón al espíritu del viento.
Las hojas se arremolinaron, subieron y bajaron formando una espiral compacta, que luego empezó a desplazarse alrededor nuestro hasta cerrar un círculo, para terminar alejándose y desapareciendo en medio del bosque.
Visiblemente emocionado, el anciano habló así: -Es este bosque reflejo de la vida. Es el otoño momento de volver a la raíz, como la savia, llevar la atención de las ramas al centro de las cosas, vivir en el tronco, donde mora la esencia.
Dejar que las hojas caigan a su tiempo, que se desnude la rama y quede a la vista el argumento, dejar que caigan con ellas todo lo que sobra, que esta pérdida no se lamentará.
Acompañar con alegría la danza circular de las hojas que el espíritu del viento anima, y viajar más allá con el alma libre, en el remolino que las agita, hasta que sea su capricho abandonarlas a su suerte.
Ahora, el maestro hizo que lo siguiéramos hasta el arroyo, y cuando estuvimos en la orilla, nos llamó la atención sobre la espuma que se veía claramente iridiscente, parecía flotar sobre el agua y al mismo tiempo penetrarla. Mientras serpenteaba entre las piedras, el guía, que la seguía con la mirada, dijo:
-Es este arroyo reflejo de la vida. Es en su esencia como la vida misma, movimiento perpetuo.
Sean como el espíritu del agua que brilla en su corriente fluido y persistente, que no se avergüenza por esquivar la piedra y no se vanagloria por alterar la costa. Seguirlo en su derrotero con el alma, para que tengamos su voluntad en este río de la vida.

viernes, 22 de abril de 2011

Natural-Mente

La tenasidad del salmón,la aceptación del agua!

La pregunta...

El océano es el fin o la razon del río?

Editorial ''El viaje definitivo''

Cada año, al principio de la primavera, cuando el salmón cumple sus seis años inicia un viaje desde las saladas aguas del océano hasta las dulces del rio que en el que nació. El ineludible llamado de su naturaleza lo impulsa a nadar 2500 kilómetros hasta la cabecera de los ríos para cumplir con su propósito. En su recorrido de vuelta al origen, ninguno de los obstáculos que encuentra en el camino es más difícil de sortear que los muros de agua de las cataratas que lo separan de su destino.
El legado de sus ancestros le da la habilidad y el propósito, la fuerza. Ahora nadará contra corriente y hacia arriba impulsado por mucho más que su portentosa cola. Lo que lo mueve le trasciende y no le permite claudicar aunque retroceda incontables veces ante el empuje de las aguas, que con la fuerza del tiempo fluye constante, también hacia su destino.
Igual que el río muere a lo que era, en el océano, el salmón después de alcanzar la cima y aparearse, hace el esfuerzo final de poner miles de huevos para morir de agotamiento luego.
Las aguas del río fluyen hacia abajo con la constancia de lo inexorable y en su perpetuo movimiento hay un descubrir lo que sigue. La masa de agua dulce se diluye en un océano infinito y es transformado, dejando de ser el mismo río que era entonces, aunque la identidad del agua sigue siendo la misma.
El salmón nada hacia su muerte, pero su viaje es un viaje por la vida. El río viaja hacia abajo a una transformación que sin duda es la muerte a lo que era, y en ambos viajes la esencia de sus identidades continúa más allá de sus cuerpos.
El cuerpo del salmón y el cuerpo del agua se perderán y hay algo en el viaje de estos en común, y es que el viaje de ambos es el viaje definitivo.

viernes, 15 de abril de 2011

Pensamientos...

El amor nos acerca a las ideas mas nobles, la compasion a lo mas noble del espíritu!

Desenmascarando al falso pensador

Nadie es tan tonto como para verse en el espejo y pensar que él es su reflejo, pero cuando lo que mira y lo que es visto no está tan claro uno puede confundirse, por esto uno debe tener mucho cuidado, porque uno y su reflejo no son la misma cosa.

sábado, 26 de marzo de 2011

Natural-Mente

Para la hormiga que trata de comprender el universo reduciéndolo a lo que está a su alcance, el pie humano que la aplasta no tiene sentido.

viernes, 25 de marzo de 2011

Natural-Mente

-¿Se han detenido a pensar en la flor del loto? Surge sin culpa del barro, se yergue inmaculada y perfecta sin olvidar su origen, no hay orgullo en su logro y no hay vergüenza en su principio.

domingo, 20 de marzo de 2011

martes, 15 de marzo de 2011

Natural-Mente

Hasta los glaciares estando congelados fluyen y se desprenden!

Poesía encarnada ''Los ojos que vieron el vacío''

Los ojos que vieron el vacío miran el mundo desde afuera
En la vasta matriz de la soledad donde se gesta el todo.
Desde ese silencio que alberga los instantes fugaces y perpetuos
La perfecta singularidad de lo imperfecto
La pasmosa repetición, la azarosa circunstancia.
Los ojos que vieron el vacío y a los que este les devolvió la mirada
Ven el infinito viaje de la infinita alma
Y se quedan sin razón para el lamento.

lunes, 14 de marzo de 2011

Editorial ''La existencia finita''

Es nuestra existencia finita, perecedera, y es esta situación negada a diario, o por lo menos evitada. La imparmenencia nos acosa como una condena y la mayoría tendemos a no pensar en ella como una forma de hacer menos pesada la carga, y como forma de no sentir lo perecedero uno no encuentra nada mejor que no pensar en el tema, como si esto cambiara algo.
Cada día que vivimos nos acercamos mas a nuestra muerte y lejos de lamentar este hecho uno debería ocuparse mas de la vida desperdiciada que de la muerte inexorable que nos aguarda en un recodo del camino.
Uno pierde el tiempo a diario como si tuviera tiempo que perder, y sin animo fatalista uno debería recordar minuto a minuto, para que no se nos escape lo único real, el presente.
Permitirnos sentir lo impermanente, lo perecedero, con humildad y aceptación, para entrar en el presente de las cosas.

Poesía encarnada ''Morada temporal''

En mi morada temporal
Con los pies en la tierra y la mirada en el infinito
Camino hacia la luz original
Una muerte florecida es lo que espero
No la de los huesos que el tiempo blanqueará
Más esa, que la voluntad dispone
Para lograr un rostro propio, un corazón verdadero

viernes, 11 de marzo de 2011

Editorial ''Mirar y ver''

Encontrar en los sucesos del día el correlato fiel de la propia circunstancia es más un arte de saber mirar y ver que una idea estructurada de las cosas, fosilizada y caprichosa.
Vacíos para hallar los significados, solo atentos al lenguaje en que se expresan, los hechos del día nos sorprenden encajando a la perfección con nuestras temáticas, como si fuesen puestas allí solo para nosotros y tal vez así lo sean. ¿Que implica aceptar esta idea como un hecho? Y ¿cómo debe reformularse la idea de la existencia aquel para el cual esto es una verdad innegable?
La vida transcurre en diversas escalas y niveles, esferas de la existencia, unidas, entrelazadas, necesitadas del otro para tener sentido, y en cada reino se expresa como metáfora ejemplar. Siendo así, no puedo dejar de mirar lo de arriba y lo de abajo y todo lo que queda al medio y es siempre espejo de mi propia existencia.

jueves, 3 de marzo de 2011

La pregunta...

-Querer más de lo que tengo o tener más de lo que quiero. ¿No es este el camino más directo al sufrimiento?

jueves, 24 de febrero de 2011

Natural-Mente

-¿Es libre el caracol capaz de ir donde quiera, pero incapaz de liberarse de su incrustada concha?
¿Es acaso libre el hombre si está atado a sus pensamientos, sensaciones y emociones?
Si el caracol removiera su concha perdería su protección, pero si el hombre cortara sus ataduras ¿qué perdería?

lunes, 21 de febrero de 2011

Natural-Mente

-¿Se han detenido a pensar en la flor del loto? Surge sin culpa del barro, se yergue inmaculada y perfecta sin olvidar su origen, no hay orgullo en su logro y no hay vergüenza en su principio.

viernes, 18 de febrero de 2011

Editorial ''Domesticación humana,o el hombresito de Pavlov''

El fisiólogo ruso Pavlov descubrió la ley de reflejo condicionado. El experimento consistente en hacer sonar una campana justo antes de dar alimento a un perro arrojó como resultado que, cuando el perro tenía hambre, comenzaba a salivar nada más al oír el sonido de la campana. Toda la química del cuerpo del animal es funcional al estimulo externo haciéndole producir las encimas que requiere para el proceso de la digestión…
No he podido dejar de notar que nosotros funcionamos por reflejo condicionado en distintas áreas y que la reacción a la campana de turno pone en marcha en forma de hábito la mayor parte de nuestras cosas a diario.
Hábitos que por cierto terminan teniendo una base fisiológica, aunque en un principio solo fueran cuestiones de actitud.
¿Qué clase de libertad tiene el hombre que ante cada tañido de la campana reacciona sin la mínima decisión? Para el perro, el cual no tiene opción, este mecanismo tiene sus ventajas, pero para el hombre ser víctima de este reflejo le hace vivir en la más sórdidas de las esclavitudes. Dicho esto porque es el mismo el que se esclaviza como consecuencia de la debilidad que implican los hábitos.
Siempre hay una campana lista a sonar, y cuando no hay alguien que la toque, somos nosotros los que gustosos movemos el badajo. Dispuestos a saborear todas las miserias psíquicas que se activan, claro, sin asentir en la responsabilidad que tenemos en ello.
Por suerte es sabido que se puede interrumpir este reflejo, y digo interrumpir no cambiar por otro. Esta interrupción funciona de igual manera que el mecanismo anterior pero con resultados inversos.
Primero va a ser una cuestión de actitud con base en la voluntad para la toma de decisión y después va a crear las bases fisiológicas para que este mecanismo se mantenga. Lo que los sabios de la antigüedad de algunas tradiciones aplicaban como parte del trabajo interno hacia la evolución y la transformación de la conciencia, hoy es medido en tiempo real por la tecnología y puede verse como las relaciones de corto plazo de las neuronas puede modificarse a partir de este cambio, de esta toma de decisión voluntaria de interrumpir el reflejo condicionado.
Partiendo de la idea de que toda la educación y los modelos de relación están basados en un modelo casi extorsivo de intercambio que enseña a responder reactivamente, o sea de forma inconsciente y automática, no deberíamos hablar tanto de sociabilización sino más bien de domesticación humana.

NATURAL-MENTE

La serpiente deja su piel,el aguila las garras y la lagartija su cola...Puedo dejar lo que ya no me sirve con igual convicción?

martes, 15 de febrero de 2011

Pensamientos...

Para aquel que entra en el presente de las cosas, comprender que hoy es un buen día para morir, es afirmar la vida con conciencia.

sábado, 12 de febrero de 2011

Desenmascarando al falso pensador...

Cuidado con la ilusión de certidumbre, cuidado con creer en la permanencia, en lo imperecedero. Que no nos convierta en descuidados, que detrás de éste descuido se oculta un temor. ¿Es que uno olvidó a diario cómo son las cosas?

jueves, 10 de febrero de 2011

miércoles, 9 de febrero de 2011

Pensamientos...

‎-Algunos hombres hablan de su voluntad como de algo que se impone a los demás, y es así como es muy fácil errar el paso y confundir tenacidad con necedad.
-Aprender a reconocer cual es el limite entre la tenacidad de la voluntad y la necedad de la resistencia y la arrogancia, es camino que se realiza a cada paso, sin olvidar que todos somos parte de una voluntad mayor.

martes, 8 de febrero de 2011

Natural-Mente

El perro mordedor muerde por miedo!!!

Editorial ''Soltar la mordida''

Algunos perros desarrollaron una forma de drenar la sangre de sus presas para no tener que soltarlas una vez mordidas para poder respirar. Algo que en una especie puede ser un mecanismo de adaptación para marcar una ventaja competitiva por la supervivencia, en otras puede encontrar un correlato inverso.
En el caso del hombre este mecanismo puede funcionar a la inversa y se expresa como una falta de adaptación o una forma mal entendida de defender la supervivencia de las ideas, actitudes o ego.
Capaces de morder y no soltar sin importar si la sangre que fluye es la del otro o la de uno, nos hemos convertido en perros de presa. Con los dientes hincados en el costado mismo de la existencia igual que los perros más arriba citados vamos por la vida, con toda suerte de dificultades y con ese sabor metálico que tiene la sangre.
Algunas veces mordemos a los que tenemos cerca y otras muchas nos la hemos ingeniado para llegar con el hocico hasta lugares impensables de nosotros mismos. En un drenar de sentimientos y fluidos por donde se nos escapa la vida en el mas pleno sentido de la palabra.
A veces somos el perro que cuelga en el costado de alguien y no lo dejamos andar y otras –la mayor parte de la veces- lo que no nos permite movernos libremente es la propia mordida apretada en nuestra carne.
A esta altura del relato sería bueno preguntarse ¿Si uno está mordiendo algo de momento o si es un mordedor de crónico? ¿A qué cosas le echamos el diente y no queremos soltar? ¿Puedo ver mis mordidas y el gusto por la sangre? Dedicarse un tiempo a indagar en esto para comprender que con solo soltar la mordida todo esto se detiene y la vida es liberada, descansada y feliz.
Algunos perros desarrollaron una forma de drenar la sangre de sus presas para no tener que soltarlas una vez mordidas para poder respirar.
Ha habido casos en que hallaron a perros como estos, muertos como consecuencia de la pelea al lado del cuerpo de sus presas también sin vida, aun firmemente aferrados con los dientes.

lunes, 7 de febrero de 2011

Pensamientos...

Como la maleza imitativa lo que no es auténtico en nuestras vidas compite con lo verdadero por la luz y el espacio y usurpa la presencia, y al igual que en el jardín, lo verdadero corre peligro. Qué es lo verdadero y qué lo que usurpa?

miércoles, 2 de febrero de 2011

Recuerdo para compartir

Hace algunos años, pasaban por el frente de el lugar donde vivía una pareja de ancianos. Ella caminaba adelante de el e iba siempre gritándole. Por sus gritos yo sabía que hora era, así que no podía dejar de tener una suerte de relación con ellos aunque sea lejana. Un día el hombre en cuestión no pasó mas, supongo que murió, o quien sabe se hartó! pero lo impresionante fue el hecho de que ella, la señora, jamas lo notó y seguía pasando siempre puntual y vociferando a los gritos!

Editorial ''La foto del paisaje no es el paisaje''

¿En qué momento dejamos de ver al otro? Cuando conocemos a alguien lo descubrimos en imagen, y esta se fija en la mente. Al cabo de un tiempo es muy común y como consecuencia de la falta de presencia, que no lo volvamos a ver realmente. Nos quedamos con el recuerdo de la imagen mental que se hace presente cuando el otro aparece en la escena y activa el recuerdo.
Así, de foto en foto de recuerdo en recuerdo las imágenes mentales desfilan en una mente conceptual que rara vez conecta con el afuera y con todo lo que allí pasa, un afuera que es como todo lo que está vivo cambiante de segundo a segundo. El desfile ordenado de estos fotogramas mentales tiene su dinámica y da la ilusión de ser una película con movimiento vivo.
Solo en algunas ocasiones cuando por alguna razón estamos presentes en el acto de estar, nos encontramos con el otro o lo otro y renovamos la imagen. Es así que este se nos antoja diferente, cambiado. Es en esos momentos donde interactuar con las gentes y los lugares se hace realmente una experiencia vivificante.
Con el afán de convertir estas ideas en meditación activa sería bueno preguntarse ¿Cómo puedo volver a ver a los otros en tiempo real? también ¿si uno no se ha convertido en una imagen mental de sí mismo y hace cuanto que no se ve en el instante?
Cuando miramos una foto esta nos trae un recuerdo, pero el recuerdo de la imagen y el sujeto no son la misma cosa. Pero para quien mira imágenes en la mente que el otro esté ahí o no poco importa, si para entonces no podemos conectar con lo real.
Sin más vida verdadera que la que la conciencia de sí permite. Lo contrario se torna una existencia congelada y ausente.

lunes, 31 de enero de 2011

Editorial ''Homo-mono Mono-sapiens''

Un forma de atrapar un mono es colocando una carnada que quepa dentro de una botella. Cuando el incauto animalito es tentado por la recompensa, mete la mano y al querer quitarla esta no pasa por el cuello de la botella mientras no suelte su premio. Así, incapaz de comprender que si solo abriera la mano se liberaría, el mono en cuestión es víctima del ardid.
No pude evitar reparar en el hecho de que quien más quien menos se comporta como un mono en relación a cantidad de cosas y ni que decir de esos que ya se han instalado en esa forma de vivir.
Más monos que los monos, con los puños cerrados adentro de botellas de formas y colores por demás variadas, nos vemos tentados por recompensas sabrosas y prometedoras.
El mono así atrapado suele ser devorado por ocasionales predadores que habitan en la jungla o en el mejor de los casos vendido como mascota en el mercado negro para satisfacer los caprichos de algún primo lejano… ¿lejano?
En fin... ayer caminé por las calles de esta ciudad y no pude dejar de notar a algún primo, lejano también, tratando de disimular el artefacto de vidrio que se extendía el largo de su brazo y le daba un aspecto, sino ridículo, al menos estrafalario. Sobre todo a la hora de hacer algunas cosas muy simples, como abrazar a sus hijos o acariciar al amado.
Me dio que pensar acerca de con cuantas cosas no soltamos pudiendo hacerlo así de simple, con solo abrir la mano, con soltar el puño. ¿Habrá en la actitud del mono algo de avaricia y miedo a perder lo conseguido o será solo ignorancia?
Es curioso que después de tanto tiempo los monos sigan cayendo en esa misma vieja trampa. Al menos los monos son engañados por otros, no como nosotros que elegimos nuestras botellas, la carnada y después nos lamentamos.

miércoles, 26 de enero de 2011

Pensamiento...

Es probable que nada nos aprisione mas e impida los cambios que necesitamos hacer, que la defensa inquebrantable de lo que creo que soy!!!

jueves, 20 de enero de 2011

Editorial ''Respirar el pasado''

Tenemos recuerdos en niveles que no imaginamos, y estos recuerdos olvidados, o al menos no reconocidos, actúan en lo cotidiano disparando las reacciones que son nuestras conductas habituales.
Para detener la reacción, para hacerse libre - porque en la reacción no hay elección y quien no elige es un esclavo- Es necesario tener la energía suficiente y esta se halla atrapada en esas memorias.
A través de formas específicas de respiración podemos liberar la energía atrapada en los hechos junto con su carga anímica. La carga anímica y la energía contenida en estos sucesos del pasado sumado a el dialogo interno refuerzan la idea del yo y del mundo impidiendo que ambos puedan ser de otra forma. Este hecho compartido por todos los que habitamos una misma época, alimenta la ilusión de que esta realidad es la única posible. En esa fantasía que validamos todos nos incluimos dentro y la imagen que tenemos de nosotros no es menos ilusoria.

domingo, 26 de diciembre de 2010

martes, 14 de diciembre de 2010

Editorial ''Lo extraordinario en lo ordinario''

Encontrar lo extraordinario en lo ordinario nos acerca a lo milagroso a diario. ¿Si elijo los ojos con los que miro y la mente con la que pienso, porque no elegir esa mente o esos ojos que me hacen entrar en la maravilla de la existencia?
El mundo al que asistimos con nuestro pensamiento y con nuestra energía existe claramente, pero no más que esos mundos a los que no les dedicamos ni siquiera una mirada. Cuando por alguna razón ignorada, como parte de esos descuidos convenientes, esos mundos ajenos nos tocan de alguna forma nos quedamos perplejos, y la razón viene en nuestro auxilio para seguir dándole consistencia a ‘’lo real’’, ‘’lo verdadero’’. La consistencia necesaria que justifica la vida en una dirección carente de un sentido mayor y por el cual se han entregado los mejores valores a cambio.
En busca de la seguridad necesaria para estar tranquilos aplastamos, o al menos tratamos de hacerlo, la incertidumbre. Y es precisamente en la incertidumbre que habita lo extraordinario. Lo extraordinario en lo ordinario es como un viento que sopla entre unos leños casi apagados y aviva sus llamas. Las brazas de lo milagroso a diario están esperando a que veamos donde el viento sopla.

sábado, 27 de noviembre de 2010

Diálogos con el maestro ''Lo que creo que soy''

Algunas veces me levantaba más temprano de lo habitual y me iba a pescar al río que corría cerca del lugar donde vivíamos. Aprovechaba la caminata y el momento de la pesca para reflexionar sobre los temas que surgían día a día y que en ocasiones no me dejaban dormir. Esa mañana, elegí un sitio agradable donde sentarme cómodamente, y mientras arrojaba el señuelo no podía dejar de pensar en un sueño que había tenido durante la noche, lo recuerdo como si fuera hoy:
Estoy en un parque de diversiones, recuerdo entrar en un laberinto de espejos, al caminar unos pasos, me giro para asegurarme donde queda la salida y al darme la vuelta ésta ya no se ve, sigo avanzando por los corredores y lo único que puedo reconocer es mi reflejo en los espejos, al tiempo de andar no puedo distinguir claramente quien soy yo, todos los reflejos se me parecen, aunque difieren en algo, unos eran más altos, otros delgados y otros exageraban los rasgos. La desesperación se apoderaba de mí y cansado de caminar sin hallar la salida terminé por dormirme, fue así que escuché una voz que me decía: “Yo no soy lo que veo pero veo lo que soy“. Me levanté de inmediato y con una gran decisión empecé a romper los espejos uno por uno, hasta que finalmente me hallé parado en medio de la nada y desperté.
Mientras trataba de entender el significado de esto, miraba mi rostro reflejarse en el agua quieta, fue la imagen del guía, que apareció por encima de la mía en el reflejo y su voz, las que me trajeron de vuelta.
-No lo escuché llegar, dije.
-Puede que tu cuerpo este aquí sentado pero si tu mente está en otro sitio, ¿dónde estas?
El guía se sentó a mi lado, apoyó a un costado el bastón que usaba en sus largas caminatas, y se inclinó hacia delante para ver que observaba en el agua.
-¿Qué ves? me preguntó.
-Me veo a mí mismo, respondí.
-¿Es que tu y tu reflejo son la misma cosa?
-Ciertamente no, pero ¿Entonces qué ven las personas que me miran?, pregunté.
-¿Qué ves tu cuando miras a otro? ¿Ves lo que es o ves lo que eres?
-Veo gente con defectos y virtudes.
-Defectos y virtudes, repitió el guía, ¿crees que puedes ver algo en los otros que tú no poseas?
Uno no puede ver al otro mientras no se haya visto a sí mismo, y para verse a sí mismo uno debe haberse vaciado, esa es la paradoja.
-¿De qué debe vaciarse uno? Dígame.
-De las falsas creencias, de la pretensión y del juicio, dijo el guía.
-¿Cómo sabe uno que se ha vaciado?
-Cuando puedas verte en el espejo sin temor al reflejo, y cuando puedas aceptar que no puedes mirar en los otros nada más que lo que eres, respondió el anciano. Recuerda que todo lo que amamos y todo lo que aborrecemos está dentro de nosotros.
Un tirón repentino de la caña me sacudió interrumpiendo el diálogo, empecé a traer hacia mí lo que había enganchado, era un pez pequeño pero muy luchador, al salir a la superficie el guía lo sujetó hábilmente, y mirándolo con fijeza me habló así:
-Ahora que este pez emerge de las profundidades y remueve tu reflejo, ¿Puedes seguir viendo lo que era, no será entonces preciso que algo surja desde lo profundo de ti para que esto cambie? Todos somos todos, cada uno de nosotros porta algo del otro, para bien o para mal. Cuando uno se ha vaciado de forma y contenido se libera al ser de su reflejo, y puedes verte a ti mismo y a los otros tal cual son.
El guía devolvió el pez al río, se paró, tomó el bastón con su mano izquierda y volvió a agitar el agua hasta que mi rostro no se podía distinguir en el reflejo, y dijo:
-Los otros son como trozos de un espejo que se ha roto, cada uno refleja partes de nosotros, y recuerda que “Yo no soy lo que veo, pero veo lo que soy”.
No pude preguntar al guía como había sabido lo de mi sueño. Se marchó antes de que pudiera ordenar mis pensamientos. Pasaron años hasta que lo pude comprender, el nunca me respondió, invariablemente ante mi pregunta solo sonreía con inocencia.